lunes, noviembre 06, 2006

El cliché de los clichés

En Fotografía, la palabra cliché tiene doble significado. Por una parte, se entiende por tal al negativo mismo, el soporte de película ya revelada, que nos da la capacidad de reproducir casi ilimitadamente. Y aunque el término hace relación a la fotografía química, la tecnología digital bien utilizada nos entregaría un "cliché" que eventualmente permanecería inalterable en el tiempo.

Y por otra parte, el cliché es todo aquello que se ha repetido tantas veces que se transforma en un lugar común. Así podemos mencionar los temas clichés de la Fotografía: los niños, la pobreza, los cementerios, el paisaje de postal, el retrato "bello" de estudio, y tantos otros; todos tópicos que se seguirán repitiendo, unos con mayor valor que otros, y si bien no tendrán el mérito de la originalidad primera, pueden constituir un aporte por el punto de vista particular de cada Fotógrafo, más aún si lo consideramos como un Autor.

He aquí el cliché de los clichés: La Torre Eiffel en Paris.

2 comentarios:

François dijo...

François,

¿ Cuánta duración vale la unidad de un instante ?

El Tao dice algo así como : no hay pasado, no hay futuro, sólo presente continuo.

Parmemónides digo algo así como : uno no se baña dos veces en las mismas aguas del río.

El tiempo : ¿ una línea, un círculo, un punto ?

Bueno digamos que el tiempo es la cuarta dimensión del espacio, una sucesión de movimientos que definen subjetivamente un "antes" (la memoria), un "ahora" y "un mañana" (la perspectiva).

Ahora, para los fotógrafos, hipótesis : "El tiempo es una sucesión de instantes." ¿ Cuánto vale ese instante ? ¿ La rapidez de un diafragma o se puede dividir más ?

Cuándo se abre el diafragma y en el momento cuando se cierra, ¿ ha pasado tiempo ? Y, el resultado que contemplamos, ¿ se llama "instante" ?

No exijo ninguna respuesta.

Rodrigo González Lillo dijo...

El instante no es más que una construcción que hacemos para poder asir algo que llamamos "realidad".

La imagen de este artículo es un "instante" de 30 segundos, y con esto quisiera recalcar que la Fotografía es siempre un engaño, es una representación que tiene adherida un referente, pero que al quitarle 2 de sus 4 dimensiones espacio-temporales, se torna en algo muy alejado de nuestra pretendida realidad.

El tiempo no existe en la Foto, tan sólo está la ilusión de haberlo capturado, y como dijo Roland Barthes, sólo nos queda la certeza de que hubo un "algo" que estuvo frente a la cámara en un momento dado.