jueves, abril 12, 2007

Nostalgia y Esperanza


Hace ya 4 años que ingresé a la Pontificia Universidad Católica de Chile, 4 años... y he estado en 3 unidades académicas distintas. He pasado por la Facultad de matemáticas, el Programa de Bachillerato y la Escuela de Psicología, todo en ese orden. Cabe preguntarse el porque publico una foto del edificio del programa de Bachillerato en vez de una del edificio de Matemáticas o de Psicología, bueno, en realidad lo que distingue a este lugar de los demás es el hecho de que ahí viví la transición entre los otros dos..


Leer más


Cuando me retire de la carrera de Matemáticas la angustia que me sobrevino fue inmensa. Las preguntas que uno se plantea a lo mejor son un poco obvias para el que las escucha, sin embargo la significación que tienen para el que las formula es dificil de traduciar en palabras. ¿Que hago ahora?, Si no es esto, ¿Que será?, ¿De que quiero vivir?, ¿Que me hace sentido?, ¿Es una carrera fuente de verdadera felicidad?, ¿O acaso solo es algo que se hace para vivir?, etcetera, etcetera y más etcetera... Cuando llené la solicitud de renuncia el 16 de agosto del 2004 (lo recuerdo por como me sentía), todas estas preguntas y muchas más formaban un remolino en mi mente, un remolino en un mar de angustia en el cual -citando a Descartes- "...no podía poner los pien en el fondo, ni nadar para manterme sobre la superficie..." Fue en este punto en el que me di cuenta que tal angustia significaba más que una simple cuestión vocacional y que para llegar a las respuestas iba a necesitar de hallarme en un lugar con más opciones y donde de alguna manera pudiera vivir con las dudas sin sentir que estaba perdiendo el tiempo...
Lo que estoy tratando de decir en realidad es que en este lugar me sentí acogido, encontré respuestas, amigos y mucho sentido. Si bien mucha de esa angustia aún persiste y lo más probable es que en alguna medida siempre esté, el valor de las cosas que ahi encontré también siempre estará... En fin, siempre recordaré con muchísimo cariño todo el tiempo que fui alumno de Bachillerato, ¿y el futuro?, bueno, de cierta forma no es más que silencio para el presente, o como dijo Hamlet en sus ultimas palabras: "The rest is Silence" .


Volver al inicio

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Está muy linda la foto!!!! Por supuesto que me gustó!!

Habíamos conversado en varias oportunidades este tema, pero es muy distinto leer tus pensamientos y emociones en esta "peculiar hoja de papel"...

Pienso que no existen la “preguntas tontas”, sólo son preguntas en busca de una respuesta...Uno tiende a pensar que las preguntas son tontas cuando conoce su respuesta y olvida que “lo esencial es invisible a los ojos”...las cosas evidentes y claras usualmente no las vemos...Creo que ese es el encanto de la Psicología, que las cosas que estudias son tan obvias, que simplemente no las sabías, no te habías detenido a pensar en ellas...por tanto, logras encantarte con cada detalle del mundo, del día a día, pues es en las cosas sencillas que se encuentra la magia de la vida y del conocimiento.

Bachillerato...Bachillerato no fue sólo una muy buena experiencia en cuanto a lo académico, sino que fue principalmente, una segunda oportunidad...una segunda oportunidad para creer, confiar, encontrarse con uno mismo, tener esperanza, encantarse con la vida y, por sobre todo, asombrarse de lo uno es capaz como ser humano en todas sus dimensiones...

En la vida estas oportunidades se dan contadas veces...y haberlas aprovechado fue una sabia decisión...

En lo personal, Bachillerato fue una oportunidad que tuve para re-encontrarme y re-encantarme conmigo misma, con mis capacidades afectivas y sociales y, ante todo, a confiar y descubrir la magia que existe en el otro...

En ciertas ocasiones uno piensa que las cosas que suceden no mejorarán, que no existe una salida, que las cosas empeoran aún más, pero, a la larga, todo se soluciona...si existe la convicción de hacerlo...El tiempo me ha demostrado que ciertas situaciones calificadas como malas o perturbadoras en el pasado, hoy no lo son...se han convertido en herramientas para formar a un ser humano con más experiencia y fortaleza, pero por sobre todo, a un ser humano que aún no olvida, simplemente, soñar...

Angelina dijo...

.....sin duda que esa imagen paso por el prisma de tus ojos ¿angustiados,tristes, nostálgicos?...no es necesario leer nada de lo que escribes para aprehender y empaparse de la atmósfera de ese instante ....

.....sabes que alguna vez no muy lejana me he sentido como tu, con ese sinsentido abrumador, que no requiere mas explicación que su propio efecto....pero ya estamos en otro camino.....no libres de caer otra vez en los torbellinos del devenir, pero con una pequeña certeza....la certeza de que nuestra propia existencia se plasma en cada instante, con un efecto devastador, el efecto de ser tan unicos y tan necesarios, los únicos capaces de hacer-nos.....

......me alegra mucho poder compartir las pequeñas y grandes cosas de la vida universitaria contigo, y que más allá de lo "alfa" que puedas llegar a ser para el "team", tu sola presencia, tus travesuras y tus "despegues" mentales hagan de los dias algo muy sabroso y "chelístico" que compartir....

te quiero!!

Angelina ...(viste ya me cambie de identidad...jjejjejejej)

Patricio Alberto dijo...

Hola hermano, me trajo recuerdos tu foto, yo solia estudiar en la sala de lectura del segundo piso, a la cual se sube por la escalera que se ve, estudiaba probabilidades con Fabian y otros mas, eso fue un verano, despues estudiaba hidraulica, y otros cursos mas que ya no recuerdo, es interesante hacer memoria, le dedico verdaderamente mucho tiempo, que estes bien, chao...